martes, 30 de abril de 2013

Crónica desde La Plata. Inundaciones Parte I (Uypress. 5 de abril 2013)

CRÓNICA TRAS EL TEMPORAL

La Plata: solidaridad junto a la desolación. 500 personas todavía evacuadas

05.04.2013

LA PLATA (Uypress/Azul Cordo) - En la capital de la provincia de Buenos Aires quedan poco más de 500 personas evacuadas; camiones del municipio se mueven por los barrios juntando lo que los vecinos han sacado a las veredas y los pedidos de donaciones continúan en toda la ciudad.

Este viernes 5, a tres días de que comenzara una de las mayores tragedias climáticas registradas en La Plata, el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, confirmó que hay un policía baleado 'en situación de delincuencia común', aunque en el contexto de esta inundación, señala el anticipo del diario platense El Día.
Berni reconoció además que intentaron saquear en las últimas horas a dos camiones con ayuda', agrega este diario.
Sin embargo, más allá de las noticas de saqueos y de los tonos de 'desesperación' que imponen los noticieros, en los barrios de La Plata se ven, sobre todo, muestras infinitas de solidaridad.
El miércoles por la mañana cientos de voluntarios se agolparon en la puerta de la Municipalidad, ubicada en el punto cero de esta ciudad cuadrada, para ver 'qué podían hacer'. Desde allí se designaron cuadrillas para cocinar en distintos centros de evacuados, para acompañar a personas adultas mayores en el retorno a sus hogares, para acercar donaciones.
'Estuve cocinando en el turno que me asignaron, y luego acompañé a unos abuelitos a sus casas. Muchos tenían miedo de volver por la situación que se podían encontrar', cuenta Doris, una de las voluntarias.
Distintos centros culturales, como el Pasaje Dardo Rocha, en pleno centro de la ciudad, o la Estación de trenes Provincial, ubicada en el barrio Meridiano V, hacia la periferia, recibían donaciones para repartir en distintos puntos. También reciben donaciones la Radio Universidad, la Cruz Roja y clubes.
Desde la Estación Provincial acercaron este jueves colchones, alimentos, agua, hipoclorito a vecinos del barrio La Loma, que estaban realizando un piquete por no recibir atención municipal.
En muchas zonas el agua pasó el metro y medio; en otras superó los dos metros. Relatos de llamadas a los Bomberos y a Defensa Civil para rescatar personas que pasaron la madrugada del miércoles sobre un sillón, flotando, abrazados a sus mascotas, o sobre la mesada de sus cocinas, o sobre los techos, se repiten cuadra a cuadra.


'¿Esto lo están tirando?', pregunta una niña al borde del cordón por la zona de las calles 48 y 19. Viene con su mamá y una tía desde el lejano barrio de Romero. Allí el agua 'todavía está bajando', pero lo dicen casi con tono de acostumbramiento. Es muy probable que ahí se inunde mucho más seguido que con una lluvia torrencial.
La niña se lleva unos cuentos infantiles rescatados de una bolsa inservible. A su madre, la vecina que tiró cajas y cajas de papeles, libros, revistas, muebles, colchones y almohadones, le rescata unas remeras y buzos que quedaron secos y que pensaban donar.
El jueves avanzaba y los camiones del municipio se hacían presentes, por lo menos en las zonas céntricas. Personal de Defensa Civil caminaba con perros para identificar personas fallecidas; excombatientes de Malvinas se ofrecieron como voluntarios en las cuadrillas municipales que arrojan a los camiones los cientos de objetos pasados por agua, arruinados.
Otro inconveniente que se registra hasta la mañana del viernes, al menos, es la falta de luz y agua en distintos barrios. Todavía hay casi 6 mil personas sin luz, según informa la prensa local.
Edelap, el servicio privado que gestiona la energía eléctrica en la ciudad, emitió un comunicado la noche del jueves que informa: 'Resta normalizar el servicio eléctrico de 5750 clientes. 3.694 se encuentran en Tolosa, donde personal de la distribuidora recorrerá junto a miembros de Defensa Civil casa por casa para evitar que en la reparación del servicio existan riesgos para los vecinos. En manzanas adyacentes a Plaza Paso y calle 13 entre 44 y 50 hay 1066 clientes sin servicio. La cámara que alimenta la zona fue dañada por la inundación, ya fue desagotada y se encuentra en pleno proceso de reparación. También se registran 994 clientes sin servicio en Barrio Aeropuerto, Los Hornos, Romero y Abasto, situación que ya está siendo atendida por cuadrillas de la empresa'.
Otro problema es la potabilidad del agua. Por el incendio en la refinería de YPF en la vecina localidad de Ensenada se veían este jueves piscinas con el agua negra por el hollín. Esto derivó en rumores de que el agua tendría sulfuro; cuestión que fue desmentida desde Aguas Bonarenses (Absa).
Por otra parte, el agua no llegó a muchas zonas aún, razón por la que se implementó un sistema de entrega de agua en la usina del Parque San Martín (calles 25 y 50), donde la gente retiró �a lo largo de la jornada.
Este viernes se presenta soleado. Hay que volver a abrir las puertas, sacar los colchones; separar ropa seca para donar, la mojada que se pueda rescatar para lavar en las casas de amigos; pasar hipoclorito en los muebles para que no se pudran y limpiar en las paredes las marcas de agua de más de un metro.
En otros puntos, hay que volver a empezar, más allá del lugar común de la frase. Mabel, Raúl y tantos otros perdieron, literalmente, todo. Muchos de sus vecinos fallecieron bajo el agua.
Todavía hay que hacer acopio de donaciones, en este tercer día de duelo nacional. Esto recién empieza.
ac